La preparación integral para la maternidad se convirtió una opción para las futuras madres

La preparación integral para la maternidad se convirtió una opción para las futuras madres

Dos profesionales de la salud trabajan en la revaloración de la maternidad dictando talleres para mujeres embarazas y realizando también asesoramiento y acompañamiento a las familias luego del nacimiento del bebé.

En el último tiempo el acompañamiento y la preparación durante el embarazo se convirtió en una necesidad y en una búsqueda de las mujeres de encontrar un espacio donde poder no sólo obtener información sino también donde pueden compartir sus experiencias y miedos con otras futuras madres.

Son cada vez más los profesionales que suman a su currículum formación en profilaxis perinatal. Esto consiste en el conjunto de actividades orientadas a brindar una preparación integral, es decir, teórica, física y psicológica, a las mujeres gestantes para que puedan lograr un embarazo, parto y postparto sin temores y con la información necesaria para atravesar cada momento.

Dos mujeres, amigas, madres y profesionales, decidieron abrir el espacio, para brindar esas respuestas y contención a las mujeres embarazas, y luego del parto. Mariana Baudino licenciada en Nutrición y Virginia Ricordi licenciada en Psicología, en diálogo con TRIBUNA contaron qué fue lo que las motivó a tomar la decisión de empezar con esta iniciativa.

"Surge de esa búsqueda, de eso que no encontramos cuando nos tocó a nosotras ser madres", afirma Mariana.

"Estudiamos y nos prepararnos para este desafío porque sabíamos de la necesidad de las mujeres embarazadas de cualquier edad y sin importar si son primerizas o no, de contar con un acompañamiento y una preparación para disfrutar de ese momento tan especial y único como es el embarazo", dijo Virginia.

Para estas dos profesionales brindar este servicio para las mujeres es algo que va más allá de un simple curso de preparto, y por eso Mariana destaca: "Lo que nosotras hacemos es un abordaje interdisciplinario, una preparación integral de la mujer durante su embarazo y después, en el puerperio, porque esa es una etapa muy movilizante para la que nadie puede prepararte, pero es bueno tener la posibilidad de vivirlo en red, en contacto con otras mujeres y principalmente con información".

"En ningún lado se aborda el postparto desde lo emocional, sí se hacen consultas médicas pero de manera separada. Por ejemplo, por un lado con el obstetra y por otro el pediatra. Y la mujer, lo que siente en ese período, queda relegado en un segundo plano, porque está enfocada en su bebé", afirmó Virginia.

 

Empoderar a las mujeres

La amplia propuesta incluye el empoderamiento de las mujeres para que puedan ser protagonistas en el momento del parto y no sólo el bebé.

"Queremos revalorizar el rol de la mujer en el trabajo de parto, queremos que sean parte del nacimiento de su hijo y se encuentre contenida en ese momento", coincidieron las profesionales.

La realidad de muchas futuras madres hoy es que son mujeres activas en la sociedad, trabajan, estudian, participan de instituciones y el embarazo y la maternidad es un momento que tiene que adaptarse a esos tiempos como si fuera un evento más dentro de la agenda cotidiana. "Nuestra propuesta está pensada para que las mujeres tengan al menos en la semana un par de horas para dedicarlas exclusivamente a ellas y sus bebés", detalla Mariana y agrega: "Somos además asesoras en lactancia y vamos a los domicilios para brindar información y ayudar a esas mamás y a sus bebés para que puedan disfrutar del momento de amantar ya que se genera allí una conexión real entre ambos".

En el imaginario colectivo está el concepto que el embarazo es una etapa "maravillosa" que las mujeres atraviesan y que todo es, como se dice habitualmente, color de rosa, que la llegada del bebé sólo representa felicidad y que nada se va complicar, cuando en realidad el shock emocional que implica para la mamá y para toda la familia es muy fuerte. Además la presión social que hay sobre las madres para que sean 'perfectas' y 'superpoderosas' para que a ese bebé no le falte nada, es muy fuerte y es por eso que cada vez más mujeres buscan este tipo de ayuda y contención en profesionales y en grupos de pares donde puedan sentirse comprendidas y no juzgadas. "La sociedad nos obliga a que la crianza de nuestros bebés sea exitosa y eso en muchos casos lleva a que las madres se vean desbordadas y acudan en busca de ayuda", afirmó Virginia.

 

Te interesó? En NASCERE te ofrecemos nuestra Formación de Nivel Superior en Profilaxis Perinatal <-- Más información sobre la Formación de Preparador Prenatal -->

 

Fuente: https://tribuna.com.ar/

 

Imprimir