• Inicio
Hacer yoga estando embarazada es posible

Hacer yoga estando embarazada es posible

Una mujer embarazada puede hacer yoga sin ningún problema

Hacer yoga estando embarazada

Se ha comprobado que hacer yoga es una práctica muy común, incluso popular, entre las mujeres embarazadas ya que la recomendación suele ser realizar actividad física de bajo impacto, qua vayan acorde al nivel de exigencia con el que la mujer solía ejercitarse antes de quedar embarazada.

De este modo, una mujer acostumbrada a realizar actividad física puede continuar ejercitándose siempre y cuando, lo haga con menor intensidad y bajo supervisión médica. Este es un principio fundamental para las embarazadas y aplicable al hacer yoga, de allí el revuelo en redes sociales causado por la actriz española, pues durante la gestación suele contraindicarse un entrenamiento atlético o movimientos con fines acrobáticos, ya que supone un riesgo para el bebé.

Si bien hacer yoga es seguro estando embarazada, las posturas intensas deben evitarse, pues las torsiones intensas infringen mucha presión en el abdomen, y ya en el tercer trimestre suponen cierta dificultad para respirar o pasar mucho tiempo tumbada boca arriba.

La profesora de yoga y experta en yoga prenatal, Alejandra Vidal, indicó al respecto que: “Si ella está entrenada, esa postura en sí misma no tiene por qué suponer un peligro ni para ella ni para el bebé, pero quizá deberíamos cuestionarnos si ese tipo de postura es la más adecuada en esta etapa… El embarazo es más bien momento de apostar por una práctica más consciente, más meditativa y de movimientos más yin”. Es por ello, que se han desarrollado programas especializados en yoga prenatal.

Lo mejor del yoga prenatal

Hacer yoga prenatal tiene muchos beneficios, lo más importante es que no solo se adapten las posturas a la prominente barriga, puede irse un poco más lejos de manera que se fortalezca el cuerpo para el momento del parto: fortalecer las piernas, soltar tensiones, dar movilidad a la pelvis, trabajar la respiración e igualmente, conectarte contigo misma y tu bebé.

Si bien puedes practicar yoga restaurativo, tipo yin o tipo hatha, todos compuestos por ejercicios suaves, lo más recomendable es el yoga prenatal que está pensado para las futuras madres, pues ofrecen ejercicios acordes a la amplitud de sus movimientos, a la vez que son suaves para sus músculos y articulaciones, sin olvidar que les brinda  la conexión y tranquilidad que necesitan en esta etapa.

 

¿Te animas al yoga prenatal?

Anotate

 

Fuente: http://pequelia.republica.com/embarazo/hacer-yoga-estando-embarazada-es-posible.html 

Imprimir Correo electrónico