Calculá tu Fecha probable de Parto
Consultoría de Lactancia Materna
Descargá tu Lista de Bolso, para mamá y bebé
Solicitá tu Doula
Aceptamos Obras Sociales
Aceptamos Tarjetas de Crédito y Débito
¿El segundo hijo es el más problemático?

¿El segundo hijo es el más problemático?

Tener un hijo es una decisión complicada. Son muchas las responsabilidades que obtenemos a la hora de tener un hijo, pero también muchas satisfacciones. No existe nada más hermoso que ser padre.

Aunque en la vida actual serlo no es una tarea del todo sencilla. Vivimos siempre de un lado hacia el otro.

Los horarios laborales que no ayudan en nada y una vida complicada repleta de gastos que, en el caso de tener un hijo, termina generando más gastos que en muchas ocasiones no podrías ni calcular.

Pero ser padre es algo que no se puede comparar con absolutamente nada en el mundo y creo que todo padre que esté leyendo estas líneas puede entenderme a la perfección.

El segundo hijo es más rebelde

Pero cuando ya eres padre y quieres tener otro hijo. Vienen las dudas sobre si el primero se pondrá celoso, las peleas que se generan en muchas ocasiones por nada, etc. Pero ¿Sabías que el segundo niño es el más problemático?

Un estudio afirma que los primogénitos tienen mejores modelos a seguir durante una mayor cantidad de tiempo. Esto los vuelve menos rebeldes y problemáticos que los segundos hijos.

El primogénito tiene como modelo a seguir a sus padres, personas adultas y responsables. Sin embargo, el segundo hijo generalmente sigue a su hermano mayor.

Es normal que los segundos hijos tengan una gran fascinación por su hermano mayor y quieran ser como él. El problema es que dejando de lado la diferencia de edad.

El hermano mayor, un ejemplo a seguir

En la mayoría de las ocasiones el hermano mayor es todavía un niño que no tiene la madurez necesaria para ser el ejemplo a seguir.

Por lo tanto, el segundo hijo se cría sin tener como únicos ejemplos a seguir a sus padres sino también a su hermano mayor al que no puede dejar de prestarle atención por más que quiera.

En muchas ocasiones algunos padres deciden dejar que el hijo mayor haga ciertas cosas que incluso el niño menor quiere hacer pero que no puede debido a su edad.

Eso incluso puede crear un conflicto aún mayor entre hermanos y una actitud rebelde en el menor. Una actitud que viene de un niño que no sabe justamente que su hermano mayor quizás tenga edad para hacer algo que él no.

Entonces es normal que el segundo sea más rebelde que el primero, tampoco es algo que no se pueda corregir, pero quizás si cueste un poco más que el primogénito.

 

Fuente: sermamaweb.com

Imprimir Correo electrónico