Calculá tu Fecha probable de Parto
Consultoría de Lactancia Materna
Descargá tu Lista de Bolso, para mamá y bebé
Solicitá tu Doula
Aceptamos Obras Sociales
Aceptamos Tarjetas de Crédito y Débito
  • Inicio

Importancia de la preparación al parto

Importancia de la preparación al parto

Tanto física como psíquicamente, ya que esto contribuirá a facilitar el parto y ayudará a vivir el embarazo y la maternidad plenamente. Ya en los años 40 se puso en evidencia el gran esfuerzo físico y psíquico que soporta la mujer cuando tiene un parto.

La llegada de un hijo supone un cambio sustancial en la vida de la mujer y de su pareja. Por tanto, es muy importante prepararse para este cambio tanto física como psíquicamente, ya que esto contribuirá a facilitar el parto y ayudará a vivir el embarazo y la maternidad plenamente.

Ya en los años 40 se puso en evidencia el gran esfuerzo físico y psíquico que soporta la mujer cuando tiene un hijo. También se demostró que en la mayoría de los casos enfrentarse al parto se vive como una prueba muy dura que provoca temor. Como respuesta a estos hallazgos surgieron los primeros programas de preparación al parto que consistían en ejercicios destinados a reforzar la musculatura del suelo pélvico y en enseñar a empujar.

El siguiente paso fue estudiar la psicología de la gestante para conocer el porqué del temor al parto, ya que se sabe que el temor ante algo desconocido disminuye cuando se sabe qué es lo que va a ocurrir y sus causas. Se conoce que los cambios hormonales que se producen durante el embarazo, provocan también cambios en el estado de ánimo de la gestante siendo frecuente pasar de la euforia a un estado de hiperactividad emocional, apareciendo el llanto fácil o la hipersensibilidad a los estímulos.

Aunque estos cambios podrán variar dependiendo de la vulnerabilidad emocional de cada mujer así como de las circunstancias personales o acontecimientos vitales en general, no son negativos. Una ansiedad “normal”, que no desborde a la mujer embarazada, es experimentada como una sensación natural por el bebé y quizá prepare a su cerebro a responder en un futuro con una mejor adaptación a los procesos de estrés.

Por otra parte, esta misma ansiedad resulta positiva en el momento del parto, ya que el ligero aumento de adrenalina contribuirá a la dilatación del cuello uterino y facilitará el parto. Sólo en casos extremos en los que la situación estresante es potente y mantenida la reacción puede repercutir negativamente en el equilibrio fetal. 

Con el fin de conseguir el equilibrio físico y psíquico idóneo para vivir el embarazo y el parto de forma plena y gratificante, es de gran ayuda el acudir a un curso de preparación al parto, donde se desarrollan programas específicos elaborados por profesionales de la salud experimentados que, además de la información, transmiten la serenidad y seguridad que la futura madre necesita. Se trata de que las madres sepan cómo actuar y qué hacer en cada momento durante el embarazo, durante el parto y en el posparto, y adquieran conocimientos básicos relativos al cuidado del niño en sus primeros días de vida.

Además, también el momento del parto debe irse planificando a lo largo de todos los meses de embarazo. Es conveniente tener preparada la maleta y la canastilla del bebé con suficiente antelación, haber valorado los itinerarios y el tiempo para llegar al hospital y tener previsto, en caso de tener otros hijos, cómo y a quién los vamos a dejar.

Una de las preocupaciones más frecuentes que se le plantean a la embarazada, sobre todo en el caso de primerizas, es la de saber si serán capaces de reconocer cuándo se inicia el parto y en qué momento deberán acudir al hospital. El síntoma de parto que tiene más valor es la aparición de contracciones dolorosas y regulares que producen molestias en el vientre y en la espalda y que persisten a pesar de cambiar de postura o de levantarse de la cama.

A partir del momento en que noten estas molestias deberá evitarse ingerir ninguna comida sólida, pero podrá beberse agua o zumo de frutas. Sin embargo aún no es necesario ir al hospital. Los motivos de traslado al hospital son si:

  • Se rompe la bolsa de las aguas, aunque no se tengan contracciones dolorosas
  • Las contracciones se presentan cada vez más seguidas, molestas y duraderas y a intervalos de 5- 10 minutos.
  • Aparece sangrado igual o superior a una regla.

Tras el parto, la duración de la estancia en clínica dependerá del tipo de parto, oscilando entre 3 días, si el parto ha sido normal y no se han presentado complicaciones, y 5-7 días si el parto ha sido mediante cesárea.

Es muy recomendable descansar lo suficiente durante los primeros días y realizar una dieta sana con alimentos fáciles de digerir.

Siempre debe vigilarse el exceso de pérdida de sangre, la aparición de mal olor en las pérdidas, la presencia de fiebre o la aparición de enrojecimiento o de un bulto en la mama. En todos estos casos es necesario consultar con el médico.

Fuente: https://www.nationalgeographic.es

Imprimir Correo electrónico

Nuestros Talleres

Nuevos Talleres

◊Lactancia Materna ◊Estimulación Temprana ◊Masajes para Bebés y Niños ◊NUEVO: Danzando con tu Bebé ◊Yoga Prenatal y para la Mujer.

Leer Más »

Consultorios

PSICOMOTRICIDAD – Estimulación Temprana; PSICOLOGIA - familia, niños y adolescentes; LACTANCIA MATERNA; CONSULTORÍA DE CRIANZA; KINESIOLOGÍA Y FISIOTERÁPIA PARA LA MUJER Y EL NIÑO.


Leer Más »

Consultas a Domicilio

En caso de que la mamá o el recién nacido no puedan movilizarse, contamos con el servicio de Consultas a domicilio. Consultanos.

Leer más »

Nascere - Córdoba